Frases-de-amor-verdadero

CALLAR DUELE MAS

1k

David era un adolescente muy tímido y de pocos amigos, solía salir de vez en cuando a caminar y a divertirse con sus dos primos, ya saben las cosas típicas que hacen los adolescentes.

Un día cualquiera decidieron caminar por la manzana de al lado con la gran sorpresa de cruzarse con una linda chica que se encontraba sentada en la puerta de su casa, los primos de David decidieron saludarla con gestos de coquetería.

David no sabia que hacer, ni cómo actuar, solo sentía nervios y le sudaban las manos, era una sensación extraña que ninguna chica antes había provocado en el.

Mientras los primos le hablaban y coqueteaban, ella no hacía más que sonreír, pero de lo que ninguno se percataba era que ella arrojaba miradas discretas y profundas hacia David y el nisiquiera lo percibia.

Se volvió costumbre que a diario pasarán a saludar a la chica y al parecer a ella le agradaba que fuera así, aunque los chicos hablaban y hablaban  ella parecía más interesada en las dos palabras que pronunciaba David de vez en cuando.

Viviendo en un sector pequeño se volvió muy frecuente sus encuentros casuales, en la tienda, en la feria, en el circo, se encontraban casi en todo lado sin siquiera planearlo.

Eran pocas las palabras entre ellos, pero las miradas y las sonrisas eran los protagonistas de cada encuentro.

Frases de amor verdadero

Era evidente e indiscutible que David y la chica se habían enamorado, pero ninguno se atrevería a mencionarlo.

Una noche David decidió por fin visitar a la chica sin la compañía de sus primos, parecía una decisión fácil pero para él no lo era, entre su timidez y las ganas de verla y hablarle no había discusión, debía hacerlo.

Fue así como se aventuro y fue a verla, fue la conversación más larga que tuvieron, hablaron de música y lo mucho que les gustaba Ricardo Arjona, esa noche fue realmente inolvidable para David.

En la mañana siguiente David despertó más enamorado que de costumbre y decidido que aquella noche iba a expresar a la chica lo que sentía, antes de salir hacia donde ella se encontró con uno de sus primos quien le contó algo que lo dejaría perplejo y con los ánimos por el suelo.

Su primo estaba a punto de pedir a la chica que fuera su novia y eso cambió la decisión de David, la cabeza le daba vueltas y la tristeza lo invadía, pensaba que de seguro ella le diría que si a su primo ya que consideraba que su primo era más atractivo y tenia mas carisma.

Fueron estas inseguridades las que permitieron que David se alejara de la chica, guardando el amor que le tenía y dejándolo en secreto.

Fue así como pasó el tiempo sin que David supiera nada de la chica y de vez en cuando llamaba y colgaba el teléfono solo para escucharla.

Luego de las llamadas se encerraba en el cuarto por horas a escribir cartas de amor donde expresaba lo que sentía, pero nunca se animo a entregarlas.  

Pasó el tiempo y David no dejaba de pensar en ella y en cómo se había enamorado, sintió tanta necesidad de verla que por fin se decidió y emprendió camino a la casa de la chica.

Se paró frente a su puerta, tomó fuerzas y llamó a la puerta, al ver que no había nadie decidió asomarse por la ventana y fue allí donde supo que jamás podría decirle a aquella chica lo que su corazón sentía por ella y mucho menos podría confirmar si el sentimiento era mutuo.

También te podrían gustar las historias de estas categorías:

¿Te Ha Gustado La Historia?
[Total: 3 Average: 3.7]

TE RECOMENDAMOS ESTAS HISTORIAS:

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar