SE ACOSTÓ CON SU MEJOR AMIGA Y TODO CAMBIO

42Vistas
¿Te Ha Gustado La Historia?
[Total Votos: 1 Puntuación: 5]

Escucha muy pronto este interesante relato aquí:

https://youtu.be/gOn94_q_KSs

Suscríbete a nuestro canal de YouTube para que escuches más historias:


Sinopsis

Este relato narra la historia de Salomé y Dylan, mejores amigos cuya relación se ve sacudida por un encuentro fortuito en un bar. Cuando Dylan conoce a Alexa, una conexión instantánea surge entre ellos, desencadenando una serie de eventos que desafían los lazos de amistad y amor. Con secretos revelados y corazones en juego, Salomé y Dylan se ven obligados a enfrentar verdades incómodas mientras luchan por encontrar el verdadero significado del perdón y la redención en un mundo marcado por la incertidumbre y el deseo.


Salomé y Dylan eran más que amigos, eran confidentes, cómplices y compañeros de vida. Habían crecido juntos, compartiendo risas, secretos y sueños. Su amistad era como un faro en medio de la oscuridad, siempre presente y reconfortante.

Una noche, en un bar con luces tenues y música suave, todo cambió. Dylan conoció a Alexa, una joven con una sonrisa radiante y ojos que parecían contener un universo entero. Entre ellos surgió una conexión instantánea, como si el destino hubiera conspirado para unirlos en ese momento.

Salomé observaba desde la distancia, sintiendo cómo su corazón se encogía con cada risa compartida y cada mirada cómplice entre Dylan y Alexa. Sin embargo, no podía evitar sentirse feliz por su amigo, aunque en lo más profundo de su ser algo se removía.

La noche transcurrió entre risas y complicidad, pero cuando el sol comenzó a asomarse en el horizonte, Salomé y Dylan se encontraron caminando de regreso a casa juntos, como tantas otras veces. Sin embargo, esta vez era diferente. Había un silencio incómodo entre ellos, como si el peso de lo ocurrido en el bar pesara sobre sus hombros.

Fue en ese momento, bajo la luz pálida del amanecer, que Dylan confesó lo que había sucedido. Sus palabras resonaron en el aire, cargadas de arrepentimiento y confusión. Salomé se quedó sin aliento, sintiendo cómo el mundo se desmoronaba a su alrededor.

—Lo siento, Salomé. No sé qué pasó, fue un error —murmuró Dylan, con los ojos llenos de tristeza.

Salomé tragó saliva, luchando por contener las lágrimas que amenazaban con desbordarse. No sabía qué decir, cómo reaccionar ante la revelación de su mejor amigo. En ese momento, todo lo que creía conocer sobre él se desvaneció, dejando un vacío doloroso en su corazón.

—No importa, Dylan. Somos amigos, ¿verdad? —respondió Salomé, forzando una sonrisa frágil.

Dylan asintió con pesar, pero la sombra de la noche anterior seguía acechando entre ellos, amenazando con romper los lazos que tanto tiempo les había costado construir.

Los días pasaron, y la vida parecía continuar como siempre. Dylan comenzó a salir con Alexa, y Salomé se esforzó por mantener una fachada de normalidad, aunque su corazón seguía herido por lo sucedido.

Sin embargo, la paz no duró mucho. Un día, mientras Salomé paseaba por el parque, se encontró con Alexa, quien la miraba con ojos llenos de acusación y dolor.

—Salomé, necesito hablar contigo —dijo Alexa, con la voz temblorosa.

Salomé sintió un nudo en la garganta, sabiendo que el momento que tanto temía había llegado.

—Lo sé todo, Salomé. Sé lo que pasó entre tú y Dylan aquella noche —continuó Alexa, con la voz cargada de emociones.

Salomé se quedó sin aliento, sintiendo cómo el peso de la verdad la aplastaba contra el suelo. No había escapatoria, no podía negar lo que había sucedido, aunque deseara con todas sus fuerzas borrarlo de su memoria.

—Lo siento, Alexa. Fue un error, nunca quise lastimarte —susurró Salomé, con los ojos llenos de lágrimas.

Alexa la miró con tristeza, luchando por contener el dolor que amenazaba con desbordarse.

—Lo sé, Salomé. Pero ahora Dylan tendrá que elegir entre nosotras dos, y no sé si nuestro amor podrá resistir esta prueba —respondió Alexa, con un suspiro resignado.

El destino había lanzado su última carta, y ahora era el turno de Dylan de decidir el curso de sus vidas. En medio de la confusión y el dolor, Salomé se aferraba a la esperanza de que su amistad con Dylan fuera lo suficientemente fuerte como para sobrevivir a la tormenta que se avecinaba.

Los días se convirtieron en semanas, y las semanas en meses. El silencio entre Salomé y Dylan era un eco doloroso de lo que una vez habían sido. Sin embargo, a pesar de todo, seguían compartiendo una conexión que trascendía las palabras y los errores del pasado.

Finalmente, llegó el día en que Dylan tomó una decisión. Con el corazón en la mano y los ojos llenos de determinación, se acercó a Salomé, listo para enfrentar las consecuencias de sus acciones.

—Salomé, sé que he cometido errores, que he herido a las dos mujeres que más amo en este mundo. Pero en medio de toda esta confusión, una verdad sigue brillando con claridad: eres mi amiga, mi confidente, mi todo —dijo Dylan, con la voz cargada de emoción.

Salomé lo miró con asombro, sintiendo cómo su corazón latía con fuerza en su pecho. No esperaba estas palabras, no después de todo lo que había sucedido entre ellos.

—Dylan, yo… —balbuceó Salomé, luchando por encontrar las palabras adecuadas.

Pero antes de que pudiera decir algo más, Dylan la interrumpió con un gesto suave.

—Salomé, quiero que sepas que siempre serás una parte importante de mi vida, sin importar lo que pase entre nosotros. Pero ahora debo seguir mi corazón, y mi corazón me lleva hacia Alexa. Espero que puedas perdonarme algún día —concluyó Dylan, con los ojos llenos de lágrimas.

Salomé asintió con tristeza, sintiendo cómo su mundo se desmoronaba a su alrededor. Sabía que esta era la única opción, la única forma de sanar las heridas del pasado y seguir adelante hacia un futuro incierto.

Y así, entre lágrimas y suspiros, Dylan se marchó en busca de su destino, dejando a Salomé atrás con el corazón hecho pedazos. Aunque el dolor seguía presente, también lo estaba la esperanza de que algún día, en algún lugar, el amor encontraría una forma de sanar incluso las heridas más profundas.

ESCUCHA AQUÍ UN INTERESANTE RELATO PASIONAL:


Si deseas que publiquemos tu historia no dudes en enviarla dando CLIC AQUÍ.


HISTORIAS MÁS LEÍDAS


También te podrían gustar las historias de estas categorías:


TE RECOMENDAMOS ESTAS HISTORIAS:

Deja un comentario