LA NOCHE EN QUE NUESTRA HISTORIA EMPEZÓ

345
LA NOCHE EN QUE NUESTRA HISTORIA EMPEZÓ - relato de amor a primera vista

Allá por fines de febrero, en una noche estrellada y con un clima especial, fuimos con amigos a una parrilla «La de Charly», la idea era pasarlo lindo y disfrutar un rato en buena compañía.

Elijo la mesa y nos sentamos en la esquina, justo al lado de nosotros había una reunión de chicas.

Viene el mesero y vamos haciendo el pedido, bebida y comida, lo típico del lugar, de la nada empieza a escucharse música que de lejos conocía y de repente aparece un tipo petiso, flaco y de pelo largo, rubio con la remera argentina y una camisa leñadora; simulando a Axel Rose de los Guns.

La primera impresión fue «bah, Axel después del Covid» todo divertido hasta ahí. El tipo se me acerca y se para detrás de mí, yo me reía con disimulo para no ofender, en fin el tipo estaba laborando, en ese momento la escucho reírse a carcajadas, de tal forma que me hizo dar vuelta…
Ahí la vi, se iluminó toda la esquina y solo quedo su rostro con su hermosa sonrisa.

Trate por todos los medios de llamar su atención, pero ella, toda una reina, nunca me miró. Vaya a saber por qué el destino me retó, yo tenía que conocer a esa belleza, que a todo esto brillaba mucho más cada vez que la miraba.


Quizá te gustaría leer esto:

Poemas de amor.
Cómo Saber Si Le Gustas A Alguien (Hombre o Mujer).
Cómo Enamorar A Una Mujer.
Como Enamorar A Un Hombre.


Todo comenzó como un juego, pero era la excusa perfecta para llamar su atención y surgió la idea de enviarle una copa de vino… Mi amigo, que estaba muy atento a lo que me pasaba, se dio cuenta enseguida de que había cambiado el brillo de mis ojos.

Seguido a esto, él se prestó a ser mi mensajero, trasladando hacia la otra mesa la copa de vino y una servilleta con mi número y nombre.

Ya estaba hecho, la copa llegó y fue aceptada, ella solo sonrió y agradeció. Después de eso nada de nada… No entendía, pensé que no le había gustado y le había dado poca importancia, ya que es tan linda y bella que seguramente tendría de esos gestos por doquier.

Fue pasando el tiempo y yo no encajaba en la conversación de mis amigos, me perdía el hilo de la charla y respondía cualquier cosa con un gesto de aprobación a todo lo que me dijeran. Estaba obnubilado y perdido en su sonrisa y ella solo me ignoraba…

Llegó el momento que veo movimiento en la mesa de ella, se están yendo y yo solo esperaba un pequeño saludo, aunque sea, pero nada, se fue.

Ya sin expectativas, sin ningún reconocimiento a mi gesto cursi y valiente, tratando de guardar en mi mente su hermosa sonrisa, me dije a mi mismo «ya fue gus, es inalcanzable y te lo hizo saber».

Ahí, cuando todo se había puesto más oscuro, porque su brillo no estaba, ahí justo en ese momento sonó el celular, era ella agradeciendo el gesto… Y ahí fue realmente el comienzo de nuestra historia…


Esta Historia de amor es enviada por GUSTAVOEE, una de nuestras queridas lectoras y seguidoras.


Si deseas que publiquemos tu historia no dudes en enviarla dando CLIC AQUÍ.

HISTORIAS MÁS LEÍDAS

También te podrían gustar las historias de estas categorías:


¿Te Ha Gustado La Historia?
[Total: 1 Average: 5]

TE RECOMENDAMOS ESTAS HISTORIAS:

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar