Las cosas no son lo que parecen historia de amor

LAS COSAS NO SON LO QUE PARECEN

1.4k

Todas las historias de amor, no son solo de amor y eso lo aprendí en este relato que les contaré. 

Llevaba un par de años viviendo en otra ciudad buscando el futuro que quería para mi, era muy joven, con muchos sueños e ilusiones, básicamente quería devorar el mundo, pero la voluntad y las ganas no son suficiente cuando aún te falta conocer más el mundo, cuando te falta experiencia y salir de esa burbuja donde crees que todo es fácil.

Cuando me fui de este lugar, nunca pensé en regresar, pero de nuevo estaba ahí, en la ciudad que había dejado atrás sin importar nada.

Volver a empezar era difícil, volver a la casa de mamá, volver a depender de ella era lo peor y además sin personas con quien hablar.

Fue entonces cuando recordé aquel viejo amigo e inmediatamente restablecí contacto con el y quedamos de salir aquel fin de semana junto con unas amigas de el.

Llegó el día y nos encontramos en el lugar que habíamos establecido, me presentó a sus amigas y nos sentamos a hablar y empezamos a bailar con las nuevas amigas.

Justo cuando estaba bailando con una de ellas, se cruzaron nuestras miradas y no podíamos parar de mirarnos, era una chica que estaba en otra mesa, yo estaba impresionado con aquella chica, debía bailar con ella a como diera lugar y así fue.

Las cosas no son lo que parecen historia de amor

La invite a bailar de una forma muy sutil mientras iba en su camino hacia el baño y fue así como empezó a flotar por el aire la química entre los dos, sonrisa va y viene, susurramos palabras a nuestros oídos y así intercambiamos número telefónicos.

Luego de unos días empecé a llamarla y empezamos a hablar, acordamos nuestra primera cita oficial.

Era evidente que yo le gustaba y ella por supuesto me encantaba, pero yo quería hacer las cosas bien, quería ir despacio y no estropear nada precipitándome.

Llegamos a una tercera cita y yo aún no había intentado ni siquiera dar un beso.

Ya se empezaba a notar que su interés no era el mismo, ya de a poco vi como perdió su interés en mi y en cuestión de unos días ella empezó a salir con alguien más.

En ese momento entendí lo que había pasado… Ella me conoció en una discoteca y allí fui coqueto y arriesgado, después solo fui el chico bueno que tomaba las cosas con calma.

Ella no era de esas chicas, ella no era paciente y no quería un novio con el papel de niño bueno, ella quería aventura, riesgo y algo que vio en mí la primera vez pero que luego desapareció.

Allí aprendí a ver e interpretar las señales, aprendí a analizar la situación y elegir si es lo que yo busco o no, aprendí que no todas las mujeres buscan un novio pero tampoco todas buscan una aventura.

También te podrían gustar las historias de estas categorías:

¿Te Ha Gustado La Historia?
[Total: 1 Average: 5]

TE RECOMENDAMOS ESTAS HISTORIAS:

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar