SUCEDIÓ ALGO INESPERADO CON MI PRIMO

5.4kVistas
¿Te Ha Gustado La Historia?
[Total Votos: 2 Puntuación: 3]

Escucha aquí este corto relato:


Marcela tenía 19 años y llegaban las vacaciones de mitad de año, así que decidió ir a pasar unos días donde su hermana, quien vivía con su esposo y su hijo.

La sorpresa fue que también llegó un primo de Marcela a pasar unos días allí, era un primo de su misma edad y justamente era el que le parecía más lindo de la familia.

La hermana de Marcela la acomodó en el cuarto junto con su sobrino y a su primo lo dejaron en el cuarto de huéspedes. Así pasaron unos días muy agradables, veían películas, salían a la piscina del conjunto o hacían alguna actividad divertida.

Marcela y su primo se entendieron muy bien, sentían una química distinta a como con otros primos, pero no mencionaban nada al respecto. 

Una noche Marcela despertó con ganas de hacer pis y cuando iba hacia el baño escuchó unos ruidos en la puerta de la habitación de su hermana, la puerta estaba entre cerrada, así que ella se asomó con precaución y vio a su hermana intimando con su esposo.

La curiosidad de Marcela cada vez era mayor, así que observó por un rato sin que la descubrieran. A decir verdad esta situación la hizo sentir rara, como excitada.

Ella decidió regresar al cuarto y seguir durmiendo, aunque a decir verdad su imaginación se elevo y no podía dormir, en medio de sus fantasías e imaginación pensó en ir al cuarto de su primo y cuando estaba a punto de abrir la puerta salió su hermana a tomar agua y no pudo continuar con su objetivo.


Quizá te gustaría leer esto:

Poemas de amor.
Cómo Saber Si Le Gustas A Alguien (Hombre o Mujer).
Cómo Enamorar A Una Mujer.
Como Enamorar A Un Hombre.


La noche siguiente Marcela y su primo se quedaron en la sala viendo una película, sin darse cuenta ya estaban muy juntitos y la situación se estaba tornando muy acalorada. Ya era muy tarde y todos estaban durmiendo, así que antes de dormir ella se despidió de su primo y fue al baño.

Cuando Marcela entró a la habitación, él estaba allí y le dijo que lo acompañara a su alcoba y ella simplemente asentó con la cabeza.

Entraron a su habitación y allí se dieron un profundo beso, él dijo que quería jugar algo y Marcela aceptó. No le importaba cuál sería el juego, ella sabía que algo pasaría entre los dos y a decir verdad, ella lo deseaba.

Él propuso jugar a la verdad o quitar prenda, que consistía en que cada uno hacía una pregunta y debía contestar la verdad, y en la siguiente ronda se debía quitar una prenda.

La habitación estaba oscura, los deseos y pensamientos cada vez eran más intensos, los latidos del corazón eran cada vez más fuertes con cada pregunta y con cada prenda que caía.

De repente él le preguntó a Marcela que si le gustaba y sin dudarlo ella respondió que sí. Como era de esperarse, la siguiente pregunta fue que si sería capaz de algo más que un beso con él, y después de un intenso silencio, Marcela respondió que sí.

Minutos más tarde quedaron de rodillas uno enfrente del otro, sin ninguna prenda y él empezó a tocar con la punta de sus dedos los muslos de Marcela, ella estaba temblando de nervios y podía sentir que él también.

Cuando estaban a punto de ir más allá, abrieron la puerta de la habitación y para sorpresa era su hermana. Marcela y su primo quedaron perplejos y su hermana con un grito preguntó: “¿Qué es lo que está pasando aquí?”.

Después de esto la mamá de Marcela se enteró y nunca jamás pudo volver a ver ni hablar con su primo y aún ella se pregunta ¿como se hubiera sentido si esa noche hubiera terminado como ella deseaba que terminara?.

A decir verdad, ella hubiera querido vivir esa experiencia prohibida así fuera por una sola vez.


Esta Historia de amor es enviada por LAURA, una de nuestras queridas lectoras y seguidoras.


Si deseas que publiquemos tu historia no dudes en enviarla dando CLIC AQUÍ.

HISTORIAS MÁS LEÍDAS


También te podrían gustar las historias de estas categorías:

TE RECOMENDAMOS ESTAS HISTORIAS:

Deja un comentario